miércoles, 27 de abril de 2016

HARDCORE: MISIÓN EXTREMA: GAME OVER

Hardcore: Misión extrema. Director: Ilya Naishuller. Protagonistas: Sharlto Copley, Haley Bennett, Danila Kozlovsky y Tim Roth, entre otros. Guionista: Ilya Naishuller. Productor: Timur Bekmambetov. Huayi Brothers Pictures / Bazelevs / Versus Pictures. Rusia / EE.UU., 2015. Estreno en la Argentina: 28 de abril de 2016. 

No me gustan los videojuegos. Nunca pude lograr que me engancharan. Me aburrían los fichines y, en el prehistórico Sacoa, sólo jugaba al tejo. El viejo Atari me hacía doler (mucho) la cabeza, así que no quiero ni imaginar la jaqueca que me dejaría la última versión de PlayStation. Con este historial, tenía más que claro que Hardcore: Misión extrema (Hardcore Henry) no iba a ser una película que me tuviera entre su público objetivo. Aun así, se me hizo más larga, pesada, tonta, intrascendente y gratuita de lo que había imaginado. 


Película ideal para una pijamada adultoscente de Beavis y Buttheads nostálgicos, con ganas de desperdigar cadáveres virtuales de las maneras más sanguiñolientas y explícitas posibles, disparando chistes estúpidos mientras van eligiendo el arsenal más variopinto posible, como si alcanzara con el exceso para ser Tarantino. 


Filmada con una cámara GoPro y contada desde la perspectiva única del protagonista, reproduciendo la óptica clásica de los videojuegos de acción, Ilya Naishuller alcanza aquí un notable prodigio narrativo: Quitarle toda capacidad empática a la cámara subjetiva, sacándonos de la piel (y los ojos) del Henry del título original, anulándonos el interés, la sorpresa, la atención y la tensión que ese tipo de plano guarda en su adn. 
Algunos momentos de la banda sonora están bien. Game Over para mí. 
Fernando Ariel García

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada