miércoles, 6 de febrero de 2013

GOLAZO DE MEDIACANCHA

Las pocas veces que fui a la cancha fui a ver recitales, nunca un partido de fútbol. No soy un gran aficionado a los deportes (a ninguno) y todo el juego de pelota que tengo encima lo tengo por haber jugado de chico en la calle y en la plaza; y por haber estado sentado frente al televisor en época de mundiales. Por eso, tal vez, me parezca lo más natural del mundo que, después de un gol, una jugada dudosa, una gambeta mágica, una definición maradoniana, las mismas imágenes vuelvan a desfilar ante mis retinas, una y otra vez, ralentadas al máximo, con el tiempo real detenido para gozar de esa pasión hecha arte, de ese momento de inspiración definitoria. Para mí, la repetición (o el replay, como se decía en mi época) forma parte indisoluble del juego.


Si hablamos de fútbol y de replay, qué mejor entonces que dejarse invadir por las republicaciones de Pelezinho, versión infantil del Rey Pelé, máximo crack brasileño de todos los tiempos, símbolo y síntesis del poderío verdeamarelo, que Mauricio de Sousa (creador de la Turma da Mônica, considerado el Walt Disney carioca) presentó como tira diaria en 1976 y como revista de apabullante éxito entre 1977 y 1986. Y qué mejor momento que éste para repetir sus inigualables hazañas, a un año del nuevo mundial de fútbol en el Brasil, con Pelezinho transformado en mascota informal de la copa. De Sousa, la editorial Panini y el propio Pelé lo creyeron así; y de ese acuerdo nacieron las distintas colecciones simultáneas de republicaciones de Pelezinho que inundan los kioscos y las librerías brasileñas: As tiras clássicas do Pelezinho, Pelezinho Coleção Histórica, Pelezinho Magazine y este As melhores aventuras do Pelezinho que acabo de devorar en minutos.


Portada del original Pelezinho Nº 1

La leyenda sostiene que Pelé le sopló a De Sousa anécdotas personales y rasgos caracterológicos de sus amigos de infancia. Cierto o no, no importa mucho. La niñez idealizada de Pelezinho funciona más allá de la veracidad que pueda o no guardar con la de Edson Arantes do Nascimento; y está muy bien que sea así. No atadas a las correcciones políticas actuales, estas historias atemporales de humor blanco mantienen intactas la gracia y la frescura con que se presentaron, originalmente, durante los ’70. Apelando a chistes que escenifican las virtudes y los defectos de la humanidad, Pelezinho equlibra lo cotidiano con lo fantástico. El día a día de la barra de amigos (Pelezinho, Frangão, Cana Braba, Bonga, Samira, Neuzinha, Teófilo, Jão Balão -némesis del protagonista- y el perro Rex) y su interacción con padres, madres, hombres invisibles, espejos parlantes, brujos y hasta invasiones extraterrestres.


Dirigidas principalmente al público menudo, las aventuras de Pelezinho no esconden sus intenciones didácticas, dan consejos educativos y buscan dejar un mensaje de formación moral y ética. Pero lo hacen sin renunciar al entretenimiento y la alegría, sin caer en posturas ni prejuicios, demostrando en el entretiempo que el fútbol (no confundir con la industria y los negocios alrededor del fútbol, por favor) es una herramienta poderosísima a la hora de construir ciudadanía y generar lazos de convivencia entre blancos, negros, mulatos, árabes, japoneses y criaturas fantásticas. Un golazo de mediacancha.
Fernando Ariel García


As  melhores histórias do Pelezinho Nº 1. Guiones: Mauricio de Sousa, Marina Takeda e Sousa, André Simas, Edson Luís Itaborahy, Emerson B. Abreu, Felipe C. Ribeiro, Flávio T. de Jesus, Gerson L.B. Teixeira, Joâo Marcos P. Mendonça, Lancast Mota, Luciana Luppe, Marcelo Barreto de Lacerda, Mario Mattoso, Paulo R. Back, Roberto Munhoz, Robson B. Lacerda, Rogério Mascarenhas. Dibujos: Altino O. Lobo, Carlos A. Pereira, Denis Y. Oyafuso, Emy T.Y. Acosta, Enrique Valdez, Fernando Luís Campos, Jairo Alves dos Santos, José Aparecido Cavalcante, Lino Paes, Olga M. Ogasawara, Ricardo Roásio, Robert M. Pereira, Sidnei L. Salustre, Wellington Dias. Tintas: Caroline Honda, Clarisse Hirabayashi, Cleber Salles, Cristiane Colheado, Cristina H. Ando, Jaime Podavin, Juliana M. de Assis, Kazuo Yamassake, Lilian A. Almeida, Marcos Fernando Silva, Patricia L. Zaccarias, Reginaldo S. Almeida, Rosana Valim, Rudinei C. Acosta, Sérgio T. Graciano, Tatiana M. Santos, Thiago Martins, Viviane Yamabuchi, Wagner Bonilla. Color: No acreditado. Portada: Emy T.Y. Acosta, Giba Valadares, Mauro Souza, Zazo Aguiar. Directora: Alice K. Takeda. Supervisión general: Mauricio De Sousa. 64 páginas a todo color. Panini Comics. ISSN: 7-897653-518807. Brasil, octubre de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada